La industria alimenticia

Incluye una gran variedad de aplicaciones, incluyendo manejo de granos, polvo de hornear, tostado de café, fermentación, procesamiento de carne de pescado, res, pollo y otras muchas otras.

Muchos procesos dentro de estas aplicaciones, generan subproductos contaminantes y requieren control de emisiones, por ejemplo el freido o generación de emisiones de humos al exterior o estaciones de mezclado u operaciones de llenado por un transporte neumático creando contaminación externa.

Estos contaminantes pueden ser peligrosos a las áreas vecinas y ponen en riesgo a la fábrica y a sus empleados.